jueves, noviembre 24, 2005

Murió Sam, el perro más feo del mundo (lo sacrificaron)



Se acabó. Sam no podrá ir por su cuarta corona de "el perro más feo del mundo" porque fue sacrificado. Catorce años alcanzó a vivir el regalón de Susie Lockheed, quien lo encontró hace seis años en un hogar para perros vagos. "Era tan feo que nadie quería adoptarlo", recordó la mujer.

Su piel marrón arrugada, sus incontables verrugas y lunares y sus dientes filudos hicieron que fuera reconocido y querido por sus vecinos californianos.

Y esa misma espeluznante facha fue la que lo sacó de la anónima vida de perro feo de barrio para llevarlo al estrellato. Porque antes de que su corazón comenzara a fallar, Sam se paseó con sus ojos blancos y sus piernas amorfas por varios shows televisivos. Y claro, también salió en los diarios.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Collons, se m'han llevat les ganes de menjar.

3:28 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Y esa misma espeluznante facha fue la que lo sacó de la anónima vida de perro feo de barrio para llevarlo al estrellato" Pensaba que estabais hablando de Fabra

5:37 p. m.  
Anonymous wellington said...

Samuuuuuuuuuuuu!!!

9:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home