miércoles, diciembre 21, 2005

Un juzgado de Madrid abre investigación penal contra Aznar por el caso de la medalla de EEUU

El juzgado número 23 de Plaza de Castilla de Madrid ha iniciado una investigación penal contra el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, por las supuestas irregularidades cometidas en 2003 para obtener la medalla de oro del Congreso norteamericano.

El juez ha ordenado ya que se traduzcan al castellano los documentos en inglés del despacho de abogados estadounidense contratado para gestionar la concesión de esta medalla. El magistrado ha admitido a trámite la denuncia presentada por un particular en julio de 2005 y ha ordenado la apertura de diligencias previas.

Según las fuentes jurídicas consultadas, esta denuncia relata dos supuestos delitos cometidos por el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, y su equipo. Se trata de un delito de falsedad documental por ocultar supuestamente las facturas originales enviadas por los abogados norteamericanos y otro delito de uso irregular de fondos públicos, al haber desviado presuntamente casi dos millones y medio de euros del dinero de todos los españoles para fines particulares.

Según la denuncia, el Consejo de Ministros celebrado el 26 de diciembre de 2003 ocultó deliberadamente cualquier referencia a que ese dinero iba a ser utilizado para hacer gestiones en el Congreso norteamericano para que Aznar obtuviera la medalla de oro de la institución, que finalmente no fue concedida.

El denunciante afirma que el Gobierno actuó de mala fe y manipuló las facturas emitidas por el despacho de abogados para que no apareciera ninguna referencia a la medalla y poder así pasar el control de la Intervención General del Estado. La Fiscalia, de momento, no se ha pronunciado sobre esta denuncia.

Dos millones de dólares con cargo a fondos públicos

El caso se remonta a 2003. El Gobierno de Aznar contrató a una conocida empresa de abogados de Washington (Piper Rudnick) por más de dos milllones de dólares para promover la imagen del ex presidente en EEUU y lograr las firmas necesarias que requería la concesión de la medalla del Congreso de EEUU. El contrato se financió con fondos del Ministerio de Asuntos Exteriores de manera confidencial.

Pese a los esfuerzos, finalmente Aznar se quedó sin el galardón al no ser aprobada dentro del plazo que prevé la ley norteamericana.

2 Comments:

Anonymous Dr.Julius Hibbert said...

La solucion es fuego, y en cantidades industriales.

3:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Que alguien construya un lanzallamas!!!

3:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home