martes, mayo 06, 2008

Nestea Plutonium, refrescante, refrescante


Ya lo pudimos ver en Astérix en Bretaña, donde los bretones dejaban de luchar contra los romanos a partir de la hora del té y los fines de semana. Y es que los británicos son incapaces de renunciar a su té incluso en el caso de un terrible ataque con armas atómicas, según se desprende de planes elaborados en 1955 para el caso de una emergencia de este tipo, informa hoy FPP.

Los planes establecían que cada superviviente de un hipotético ataque nuclear soviético debía recibir de las reservas nacionales una provisión para al menos 12 tazas de té por semana.

Las previsiones secretas del gobierno de Londres de aquella época calculaban que en caso de un ataque soviético habría unos cinco millones de muertos.

Terrón de plutonio, un buen sucedáneo del azúcar

No sólo se preveía la destrucción total de amplios sectores de Londres, Birmingham, Manchester y otras ciudades, sino también la pérdida de tres cuartas partes de las reservas normales de té del reino. Por ello, además de almacenes secretos con pan, leche y carne, debía garantizarse también suficiente abastecimiento de té para "poder mantener a la población tras un ataque termonuclear contra este país en buen estado de ánimo y de salud".

De regalo el trailer de Padre de Familia + Matrix

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Rudy Rutiger said...

Delicioso post, muy bien ilustrado. Creo que el siguiente post debería hacer un amplio reportaje sobre el espectáculo taurino con excavadora

1:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pues yo creo que no

2:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home